fbpx

El Saludo al Sol. SuryaNamaskar

“Surya Namaskar, practicado lealmente y con perseverancia, sin ser una panacea, gratifica a sus adeptos con una soberbia salud, una energía vibrante, y devuelve una nueva juventud a las personas de edad. Mi propia vida y la de los míos, es un canto de felicidad gracias a Surya Namaskar”.

Rajah Rajah de Aundh

 

¿Ya dominas el saludo al Sol?

El saludo al Sol es una de las secuencias más conocidas del Hatha Yoga. Admite miles de variaciones y además puedes intercalar las ásanas que más te guste practicar.

El SuryaNamaskar puede ser el centro de una sesión de Yoga pero también es una buena forma de calentar antes de una sesión diferente.

EL SuryaNamaskar es sin duda fascinante, con él se desarrollan las cuatro destrezas básicas del Hatha Yoga o Yoga corporal: la fuerza, la flexibilidad, la resistencia y el equilibrio.

Además cuando lo practicamos nos damos cuenta de que se trabaja el cuerpo entero, estirando nuestros músculos desde las puntas de los pies hasta la coronilla.

Pero la cosa no acaba ahí, quizá el mayor mérito del Saludo al Sol es lograr el elongamiento de la espina dorsal. Joseph Pilates nos explicó por qué era tan importante elongar la columna y dejar espacio entre una vértebra y otra. Básicamente, decía, el espacio hace que llegue humedad a los discos intervertebrales. Y ahí empieza nuestra salud.

Curiosamente el SuryaNamaskar, como secuencia sistemática de entrenamiento, fue sintetizada por Bala Sahib en 1924 a partir de sus observaciones de los movimientos que se hacían en las distintas artes marciales tradicionales. Por lo que constituye lo que podríamos llamar un destilado contemporánea de las técnicas antiguas. Algo parecido a lo que representa el Método Pilates: una quintaesencia del condicionamiento físico.

Uno de los efectos más desconocidos del Saludo al Sol es el masaje de nuestros órganos internos. La tonificación, por ejemplo, del sistema digestivo y la regulación del sistema endocrino.

Además, cuando incorporamos la respiración, convertimos el saludo al sol en una meditación en movimiento, que nos permite concentrar la atención y salir de la red neuronal por defecto y del diálogo interior poblado de cuentas pendientes.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Cristina Morales Saro.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a SiteGround que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad