¡Oferta!

A fuego lento

187,00 97,00

Tengo desde niña contadas las canicas

la cocina destrozada nuestras habas

la familia por el suelo, desquiciadas

a mandíbula batiente, ante todos,

las entrañas.

No me tuerzas la sonrisa

nuevamente o se derramará cada cosa

y no queremos eso, bajo ningún concepto.

Y no queremos esto, pero el diseño

es antiguo y permanece dentro.

Haz luz, abre la puerta

y las ventanas

me aconseja agazapada

la fiera que yo niego.

No, no hay nada,

le digo, palabra.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad