fbpx

Psicología del Yoga. Tres enseñanzas de Krishna en el Bhagavad Gita

Hay tres enseñanzas fundamentales que Krishna ofrece a Arjuna y constituyen los cimientos del Yoga.

En el Bhagabad Gita, se narra la desesperación de Arjuna, el guerrero, ante la inminente matanza que va a tener lugar en la guerra que él mismo va a liderar contra miembros de su propia familia, sus tíos y sus primos. Arjuna tiene que luchar contra ellos para salvaguardar su honor. Sabe que va a causar graves daños y siente desasosiego y confusión.

Está a punto de abandonar la batalla, e invoca a Krishna como maestro para buscar consuelo. Krishna se presenta en su forma divina y le enseña el Yoga.

Rescatamos aquí, de forma sintética tres de las enseñanzas fundamentales del Yoga:

1. Primera enseñanza: Maya.

Escucha el Podcast:

https://anchor.fm/crista-mora/episodes/Yoga-Mental-1–Enseanzas-del-Bhagabad-Gita-eennn0

La primera enseñanza consiste en  la importancia de distinguir lo verdadero de lo aparente.

Entre los versos 2.13 y 2.31, Krishna nos va a explicar la diferencia entre lo que nos parece que pasa y lo que en realidad pasa. Primero nos habla de la importancia de tener presente la distinción entre el alma, inmutable, eterna; y el cuerpo, que cambia, envejece, se enferma. La creencia en que hay un alma que habita el cuerpo pero que no se confunde con él, un alma que no nace ni muere con el cuerpo físico, hace posible la doctrina de la rueda del Karma y de la reencarnación. Según ésta, el alma encarna y desencarna de los cuerpos a través de los cuales transmigra, adoptando así diferentes avatares o apariencias. Identidades con las que sin embargo, no se confunde. A través del cuerpo, el alma se hace visible, se hace sensible, y cuando un cuerpo muere, el alma vuelve a su estado invisible, hasta que se vuelve a encarnar. Es normal, entonces, que nos confundamos y que, al no ver el alma, una vez que el cuerpo ha muerto, pensemos que ésta a muerto también. Sin embargo Krishna nos dice que es muy importante que no nos confundamos en este punto y que no pensemos que sólo existen las cosas que vemos.

En general los sentidos nos engañan, vemos que sale el sol, pero si estudiamos un poco de física nos damos cuenta de que en realidad, y contra toda apariencia, el sol no se mueve y sin embargo lo que se mueve es la tierra, cosa que no podemos percibir a través de nuestra sensibilidad. La desconfianza a cerca de la información que nos ofrecen los sentidos y el descubrimiento de algo que, como las matemáticas, resulta contradecir a menudo lo que creíamos que era verdad, regirá desde los presocráticos en la tradición occidental, llegando a su punto álgido con el racionalismo cartesiano. Hoy, la física nos recuerda que el verdadero funcionamiento de las cosas, de los átomos, de las ondas, de las partículas, escapa totalmente a nuestros sentidos.

La convicción de que el mundo físico, que podemos observar, oler, tocar, escuchar, saborear, es una especie de holograma, una imagen que produce nuestra mente pero que no “es” de manera objetiva va a ser fundamental en la historia de las ideas. Los hindúes hablarán de Maya. El mundo físico que vemos y nos parece que está ahí al margen de nosotras, no es más que un velo que cubre la verdadera realidad, aquello que no podemos ver y que sin embargo está ahí y podemos intuir, razonar, sentir y pensar.

Entre las cosas que vemos y nos parecen evidentes pero no lo son, Krishna hace hincapié sobretodo en una: en el verso 2.11 leemos: “La vida y la muerte no son diferentes”. Arjuna está cometiendo un error de juicio demasiado humano. El miedo a la muerte es la causa profunda de la ansiedad y la angustia que sufrimos las personas, en cualquier lugar y en cualquier época. Arjuna piensa, como nos pasa a todas/os, que es mejor vivir que morir. Por eso no quiere participar en la matanza de su tío y sus primos. Krishna va a esforzarse en sacarlo de este error. A pesar de las apariencias, nos cuenta, en realidad no hay vida ni muerte.

2. 12. Siempre hemos existido y existiremos por siempre.

En este sentido, Krishna nos recuerda que la sabiduría de los sabios pasa por no creer inmediatamente en los datos que nos ofrecen los sentidos y las sensaciones, pues aquellos y estas siempre nos hablan de una realidad transitoria y cambiante. Lo cambiante no puede ser una piedra firme donde anclar el conocimiento. Es necesario elevarse sobre las sensaciones, sobre los datos sensibles, hacia la “verdadera realidad”.

Así, si sabemos que la muerte no es verdadera, no es real, por más aparente que sea, Krishna entiende que cesará el horror que nos causa y dejaremos de sufrir.

Lección 2. La enseñanza del Dharma.

Escucha el Podcast:

https://anchor.fm/crista-mora/episodes/Yoga-Mental–Enseanzas-del-Bhagabad-Gita-2-eeo1f5

La segunda enseñanza aparece en el verso 31 del capítulo 2º:

31.“No hay mayor virtud para un guerrero que participar en la lucha”

¿Qué significa esto? ¿Esta justificando Krishna la matanza indiscriminada o la lucha contra nuestra propia familia? Nada de eso. La enseñanza de Krishna es la siguiente “Cada ser tiene que responder a lo que es”. Si un guerrero no lucha, se dará una contradicción nefasta que abrirá paso al sufrimiento. Arjuna es un guerrero, ese es su Dharma, su camino, su misión. Y hay que cumplir con la misión de cada uno. Si un pájaro quiere por todos los medios nadar en el mar, se asegurará su infelicidad para siempre. Cada ser, si se desarrolla conforme a su naturaleza, estará en paz.

Por eso es fundamental el conocimiento de una/o misma/o. Si yo no sé cuál es mi naturaleza, no podré encaminarme a su favor. Imaginemos que el pájaro que quiere nadar no se da cuenta nunca de que es un pájaro y tiene alas. Nunca podrá disfrutar de su maravilloso poder. Sin embargo, si el pájaro dedica un tiempo a explorarse, a conocerse y se da cuenta de que tiene alas y de lo que puede hacer con ellas, entonces es posible que se olvide de nadar y empiece a hacer aquello para lo que ha venido al mundo: volar.

Arjuna está en esta situación. Está dejando de lado su naturaleza. Un guerrero ha de luchar y si no lucha, sufrirá.

Lección 3. La enseñanza del desapego. 

Escucha el Podcast:

https://anchor.fm/crista-mora/episodes/Bhagabad-Gita-3–El-desapego-a-los-resultados-ees0hb

En el verso 38 encontramos la tercera enseñanza: “El desapego a los resultados”. La naturaleza de un guerrero no es ganar las batallas, sino luchar. Ganar o perder son los resultados de la acción de luchar. Arjuna no tiene que ganar para encontrar la paz y el fin del sufrimiento, sólo debe luchar. Si nos desarrollamos conforme a nuestra naturaleza propia, lo importante no son los resultados, sino la paz que alcanzaremos con la acción misma. No importa, para Arjuna, ganar o perder, importa cumplir con quien es. El desapego a los resultados será una importantísima enseñanza ética que nos ofrece el Yoga. Las acciones no son instrumentales, no se hacen para obtener alguna otra cosa. Se hacen por sí mismas, porque hacerlas nos conecta con quien somos, nos reconcilia con nosotras/os mismas/os, nos pone en coherencia. La coherencia con nosotras mismas es lo importante, no los resultados que obtenemos por lo que hacemos.

Si el pájaro del que hablábamos antes, en lugar de querer nadar en el mar, vuela, se encontrará en paz. Se reconciliará consigo mismo. No importa lo lejos o lo alto que vuele, lo que importa es que vuele, puesto que su naturaleza es volar.

En el verso 39 Krishna evidencia que de lo que habla es del Yoga que aparece identificada con la filosofía Samkhya: “Así pues, escucha la sabiduría del Yoga: camino de la libertad de ataduras y de lo eterno. Ésta es la sabiduría Sankhya: la visión de lo eterno.”

La acción, la renuncia y el desapego a los resultados. 

En el último capítulo 18 de esta obra increíble, Krishna nos explica la diferencia entre la renuncia a toda acción y la rendición propia de las personas que desarrollan el desapego a los resultados de las acciones. Contra otras tradiciones, Krishna explica que es imposible renunciar a la acción, ya que vivimos en este mundo, y que ni siquiera hay que hacerlo.

11. Para los hombres que viven en este mundo físico, es completamente imposible la

total renuncia a la acción, mas aquél que es capaz de renunciar al fruto de su acción,

en verdad, ese hombre hace vida de renuncia.

Como ya hemos dicho repetidamente, no se trata de no actuar, sino de actuar en Dharma, siguiendo nuestra naturaleza. Y cuando así actuamos, podemos desprendernos de los resultados de la acción y preocuparnos sólo por la acción misma.

5. El servicio desinteresado, los donativos, y la autodisciplina, jamás se deben abandonar. Por el contrario, han de practicarse, pues son medios de purificación.

6. Pero incluso estas acciones, oh Arjuna, han de realizarse con la misma disposición

que si fueran una ofrenda directa al Señor, y sin esperar recompensa alguna. Ésta es

mi firme determinación al respecto.

A continuación se desarrolla la teoría de la acción del Bhagabad Gita. Ésta comienza con las causas o los motores de cualquier acción humana:

14. Estos son: el cuerpo, el yo inferior, los poderes de percepción, los poderes de la acción, y, finalmente, el Designio Divino.

15. Cualquier acción que el hombre realiza, ya sea buena o mala, mediante el pensamiento, palabra, u obra, es producida por estas cinco causas primarias de la acción.

Resumen 

Hasta aquí, pues, tenemos el Yoga como el camino de la liberación del sufrimiento. ¿Y en qué consiste este camino? Pues en tres enseñanzas muy claras. Krishna supone que si sabemos:

Que hay algo en nosotros eterno, que no muere, por lo que la muerte del cuerpo sólo es una falsa muerte, ya que lo importante, el alma, no puede morir

Que hay que seguir el Dharma, la misión, la naturaleza de cada cual para estar en paz y no en guerra con uno mismo

Que una vez estamos en Dharma, dan igual los resultados y estos no deben preocuparnos

Entonces, no tendremos causa para preocuparnos, para sentir miedo o sufrir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Cristina Morales Saro.
  • Finalidad  Moderar los comentarios.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  SiteGround.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad